como tratar pacientes infantiles odontologia

Técnicas de manejo de la conducta en odontopediatría

La Odontopediatría es la rama de la odontología que más comprensión y habilidad exige por parte de los profesionales para manejar la conducta de los pacientes infantiles. Por ello, a lo largo de este post hablaremos del manejo de la conducta en odontopediatría, su importancia y algunas técnicas que pueden aplicarse para conseguirlo.

De la buena conducta y cooperación del paciente dependerá, en gran medida, el éxito del propio tratamiento y, por tanto, su salud bucodental, por lo que es fundamental prestar atención y poner en práctica algunas de las técnicas que mostraremos más adelante.

Si quieres especializarte en este sector, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro título de experto en odontopediatría, en el que podrás ampliar tu formación de la mano de los mejores profesionales.

También te invitamos a visitar nuestro blog donde, de forma periódica publicamos nuevos artículos sobre temas de actualidad que te resultarán muy interesantes. ¡No te los puedes perder!

¿Quieres saber más sobre el manejo de la conducta en Odontopediatría? ¡Sigue leyendo para descubrir todas las claves al respecto!

La importancia del manejo de la conducta en odontopediatría

En la población infantil, los miedos y temores con respecto a los tratamientos odontológicos es más frecuente. Este hecho, en ocasiones puede provocar una limitación o la imposibilidad de aplicar los tratamientos dentales necesarios.

En este sentido, es muy importante conocer cómo funciona el manejo de la conducta en odontopediatría con el objetivo de aplicar las técnicas pertinentes para disminuir la ansiedad y el miedo dental en los pacientes para poder, de esta manera, conseguir su colaboración y, por tanto, un tratamiento exitoso.

La imposibilidad de aplicar los tratamientos dentales necesarios puede suponer un grave problema de salud para el paciente ya que, en muchas ocasiones, los niños se oponen a acudir a la consulta, lo que podría empeorar la patología existente, dificultar su tratamiento prolongándolo en el tiempo o acabar resultando una experiencia desagradable y estresante tanto para el profesional como para el paciente.

>  Ceodont presenta su nuevo Curso de Composites Estéticos

Factores que pueden desencadenar ansiedad dental infantil

Existen diversas causas o factores que pueden desencadenar ansiedad o miedo en los pacientes infantiles frente a los tratamientos odontológicos. Algunos de los factores más comunes son los siguientes:

  • Influencia de experiencias negativas vividas por familiares y/o amigos.
  • Presencia o ausencia de los padres en la consulta dental: estos hechos podrían generar ansiedad por separación o por sobreprotección.
  • Factores ambientales.
  • La edad del propio paciente.
  • Personalidad.
  • Aspectos psicológicos del niño o la niña.

En cualquier caso, el objetivo siempre será aplicar técnicas de manejo de la conducta en odontopediatría para establecer una comunicación efectiva que consiga aliviar el miedo y la ansiedad del paciente, superando todos los factores anteriormente señalados.

Además, si estas técnicas comienzan a trabajarse con una edad temprana, podría conseguirse una modificación de la conducta que se prolongue en el tiempo, lo que daría como resultado adultos que no tengan miedo a acudir a la clínica dental a recibir sus tratamientos y mejorar su salud bucodental.

odontopediatria tecnicas tranquilizar pacientes

Manejo de la conducta en Odontopediatría: técnicas para aplicar

Lo primero que debemos señalar es que las técnicas del manejo de la conducta en odontopediatría se fundamentan en el conductismo, rama de la psicología que plantea que el comportamiento de las personas es modificable si se alteran las circunstancias ambientales que les rodean, basándose en el control de las emociones.

Hay varias maneras de clasificar a las diferentes técnicas de manejo de la conducta en odontopediatría, pero la más común es distinguir entre técnicas de comunicación, otras técnicas básicas y técnicas avanzadas.

Aplicar unas técnicas u otras dependerá, en todo caso, de las necesidades de cada paciente. No hay que olvidar que cada persona que visita nuestra clínica dental es un mundo y, por tanto, el trato que le demos debe adecuarse a sus circunstancias para asegurarnos el éxito del tratamiento.

El lenguaje pediátrico

El odontólogo, a la hora de tratar con niños, debe emplear un lenguaje que puedan entender, tratando de evitar palabras o expresiones que puedan asustar al paciente. Será importante usar objetos que ilustren nuestras palabras y utilizar ejemplos para que sea más fácil que entiendan todo lo que les explicamos.

>  ¿Cuáles son las partes de una clínica dental?

Adaptar el lenguaje a las capacidades cognitivas del niño (su nivel de comprensión) ayudará a generar cierta confianza y resultará más sencillo que se termine relajando y favoreciendo al tratamiento.

Técnica Decir-mostrar-hacer o de la triple E

Para llevar a cabo esta técnica de manejo de la conducta en odontopediatría debemos seguir tres pasos:

  1. Decir y explicar al paciente con un lenguaje adecuado lo que se va a hacer para reducir su ansiedad y temor a lo desconocido.
  2. Mostrar o enseñar cómo se va a llevar a cabo el tratamiento.
  3. Hacer o ejecutar el tratamiento tal y como se lo hemos explicado al paciente previamente.

Técnica de distracción

Para llevar a cabo esta técnica tendremos que utilizar un elemento que surgirá de forma natural y que consiga desviar la atención del paciente sobre un determinado procedimiento. De esta manera se conseguirá evitar que determinadas acciones sean percibidas como desagradables, aumentando, de esta manera, la tolerancia del niño.

Control de voz

Podremos modificar el tono de voz, la velocidad y el volumen para favorecer la confianza del paciente y con el objetivo de establecer una comunicación más efectiva con los niños.

Si un paciente viene asustado a recibir un tratamiento, recibir gritos o mensajes acelerados aumentará su ansiedad y sentimiento de inseguridad.

La comunicación no verbal

Sumado al control de la voz podemos incluir el control de la comunicación no verbal adoptando actitudes, posturas, expresiones faciales, etc., que generen una mayor tranquilidad en los pacientes.

Refuerzo positivo

Al premiar las conductas deseadas, es más probable que se repitan al igual que la conducta que es castigada y no se premia tenderá a desaparecer.

Estos refuerzos o premios pueden venir en forma de elogios, expresiones faciales positivas, juguetes, diplomas, pastas de dientes, dibujos, etc.

ecnicas de manejo de conducta en odontopediatria

Técnica de imitación

En esta técnica mostraremos al niño cómo otros pacientes reciben su mismo tratamiento para que comprenda qué se espera de su comportamiento y qué debe hacer cuando se le den determinadas instrucciones.

Esta técnica puede funcionar muy bien con pacientes aprensivos y sin experiencias dentales previas.

Técnicas de desensibilización

Estas técnicas de manejo de la conducta en odontopediatría incluyen métodos de relajación y ejercicios de respiración, entre muchos otros. Con estas técnicas se intentará que el paciente se relaje de manera gradual y vaya perdiendo el miedo a acudir a la consulta dental.

>  Organigrama de una clínica dental para una buena gestión

Otras consideraciones generales para el manejo de la conducta en odontopediatría

Las técnicas de manejo de la conducta en odontopediatría que acabamos de mencionar son las más utilizadas. Sin embargo, hay otras acciones y factores que conviene cuidar para que la experiencia del paciente resulte positiva y favorable con respecto a los tratamientos que va a recibir:

  • Generar un ambiente agradable: dedicar un espacio de la sala de espera para los niños con juguetes o elementos que les haga distraerse, utilizar colores agradables, evitar imágenes que puedan asustarlos, etc.
  • Cuidar la imagen del personal: cada vez es más habitual que los odontólogos y demás personal que esté en contacto con los pacientes infantiles lleven prendas personalizadas como pijamas con dibujos divertidos y mascarillas originales que les hagan sentirse más cómodos y perciban a los profesionales como personas agradables y amigables.
  • La propia consulta: en la consulta pueden incluirse elementos que también resulten divertidos para los más pequeños y que les ayuden a distraerse como dibujos, elementos móviles que cuelguen del techo, música adecuada, etc.
manejo de la conducta en odontopediatria

Especialízate con CEOdont

Esperamos que este artículo sobre el manejo de la conducta en odontopediatría te haya resultado útil e interesante y hayas podido encontrar algunas ideas que puedes aplicar en tu propia clínica dental con tus pacientes.

Si tienes interés en seguir profundizando en la odontopediatría u otras ramas de la odontología, recuerda que contamos con un excelente catálogo de cursos impartidos por los mejores especialistas para que puedas ampliar tu formación: Experto en implantología, Experto en endodoncia, Curso de composites, Experto en estética dental, Curso de carillas¡y mucho más!

En CEOdont también disponemos de cursos online de odontología como Iniciación a la fotografía dental, Mock-up: diferentes usos del Mock-up y Composites: para cierre de diastemas.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna pregunta y estaremos encantados de ayudarte y asesorarte con lo que necesites.

¡Matricúlate hoy mismo y comienza tu formación con CEOdont! La especialización y diferenciación están a tu alcance gracias a nuestros cursos. ¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.