como-se-ponen-las-carillas-dentales (1) (1)

¿Cómo se ponen las carillas dentales y qué tipos hay?

¿Tienes dudas sobre qué son, qué tipos hay y cómo se ponen las carillas dentales? En ese caso, este post será tu gran aliado, ya que en él vamos a resolver todas estas incógnitas y mucho más.

Además, si te interesa esta información porque estás pensando en formarte en esta técnica odontológica, te recomendamos que eches un vistazo a los cursos que tenemos disponibles en Ceodont, tanto online como presenciales, como nuestro curso de carillas paso a paso.

¿Qué son las carillas dentales?

Antes de atender a cómo se ponen las carillas dentales y cuáles son sus tipos, es decir, antes de meternos en materia, es importante que entiendas bien el significado de esta técnica estética.

Exactamente, las carillas forman parte de la estética dental y son pequeñas piezas, elaboradas con materiales como la porcelana o la cerámica, entre otros, cuya tonalidad se asemeja al color natural del diente, y las cuales van pegadas a la cara vestibular de los dientes, es decir, a la cara visible de los mismos.

Un aspecto importante que has de saber de las carillas es que este procedimiento es irreversible (según el tipo), ya que ha de eliminarse la capa de esmalte exterior para poder colocar la carilla. Por ello, antes de realizar el tratamiento, es importante indicarle al paciente este aspecto, para que pueda sopesar su decisión.

Diferencia entre carillas y fundas dentales

¿Crees que las carillas dentales y las fundas o coronas son lo mismo? En ese caso, debemos aclararte que no es así, y en este apartado te explicamos sus diferencias.

>  Ceodont presenta su nuevo Curso de Composites Estéticos

En primer lugar, las fundas dentales cubren el diente en su totalidad, mientras que las carillas se colocan, solamente, en la parte frontal y su finalidad es estética. En cambio, la funda también se utiliza para dar respuesta a problemas médicos.

Dicho esto, poner carillas dentales es una gran solución cuando el paciente busca que la apariencia de sus dientes mejore, en cuanto al color, la uniformidad o cubrir el espacio entre los dientes, etc.

En cambio, las fundas o coronas no solo son estéticas, sino que además son mucho más eficientes para dar solución a pacientes que necesitan proteger su dentadura o cuando tienen una fractura del diente importante, entre otros casos.

Asimismo, con respecto a las intervenciones de cada tratamiento, estas no son iguales. Para cementar una funda o corona, primero ha de tallarse el diente, darle forma, para conseguir una unión más firme. En cambio, como ya te hemos comentado, para las carillas solo es necesario eliminar el esmalte superficial del diente.

como-se-ponen-las-carillas

Tipos de carillas dentales

Solo nos queda un paso previo antes de saber cómo se ponen las carillas dentales, y es conocer sus tipos. Para ello, la clasificación habitual se establece atendiendo a los materiales con los que se fabrican. De esta manera, las carillas pueden ser:

Carillas de Composite

Esta resina ofrece un buen acabado estético y muy natural, además, es muy resistente, si bien no llega a estar a la altura de las carillas de porcelana (que explicamos a continuación), ya que este material es más propenso al desgaste y a mancharse más fácilmente, por lo que su durabilidad es menor.

>  El presidente del máximo órgano colegial francés pide más formación postgraduada para los dentistas europeos

En cambio, solo es necesaria una intervención para colocarlas (a diferencia de las de porcelana, que requieren más). Por otro lado, esta opción es recomendada por los especialistas, por ejemplo, cuando se trata de un caso muy sencillo o cuando el paciente es joven, pues las carillas de composite son reversibles.

Carillas de porcelana o cerámica

Son la opción que más eligen los consumidores, ya que aunque son más costosas que las de composite, su calidad y vida útil es mayor y su mantenimiento es más sencillo.

Dentro de este tipo, podemos destacar las carillas lumineers, que son de porcelana muy fina, por lo que el diente no necesita prescindir del esmalte superficial para dejar espacio a la carilla y, por ende, la intervención para su aplicación es mucho más sencilla y menos intrusiva.

Carillas de zirconio

El zirconio es un metal cristalino, muy resistente, ligero y fácilmente maleable, que ofrece un aspecto traslúcido; valores que han revolucionado el sector de la odontología y, más concretamente, el de la estética dental.

No obstante, este material no es tan utilizado para esta aplicación como los dos tipos anteriores, pues su grosor es mucho mayor y, por ende, solo se utiliza en casos muy concretos.

Dicho esto, si quisieras utilizar carillas dentales, ¿qué tipo crees que sería más adecuado para tu caso? Mientras sopesas esta cuestión, por nuestra parte solo nos queda explicarte cómo se colocan las carillas dentales.

como-se-ponenlas-carillas-en-los-dientes

¿Cómo se ponen las carillas dentales?

A lo largo del post, ya te hemos dado ideas sobre cómo se ponen las carillas en los dientes, si bien en este apartado seremos mucho más específicos.

Diagnóstico

Lo primero que debes saber, es que el paso previo siempre ha de ser el de realizar un diagnóstico personalizado, para identificar las necesidades del paciente y ofrecerle la mejor solución para su caso.

>  Organigrama de una clínica dental para una buena gestión

Confección de la carilla

Independientemente del tipo de carilla, todas las intervenciones tendrán en común el hecho de que se pegan al diente mediante un cementado. En cambio, la confección de la carilla sí varía.

Antes de la colocación, el dentista ha de moldear el material con el que se creará la carilla sobre el propio diente del paciente en el caso de las carillas de composite, mientras que las que se elaboran con porcelana o cerámica se hacen en un laboratorio.

En este último caso, se realizarán fotos de la dentadura, así como un diseño digitalizado, para poder mostrarle al paciente como será el resultado aproximado. Luego, se lleva a cabo la colocación de una carilla provisional, que permitirá detectar defectos del molde para, así, poder llevar a cabo el tallado de la carilla definitiva.

Colocación

Una vez confeccionada la carilla, solo falta llevar a cabo su colocación, aislando la zona dental a trabajar para evitar la contaminación, así como para garantizar una mejor adhesión entre el diente y la carilla. Por último, se comprueba que se hayan colocado correctamente.

¿Qué te parece el procedimiento sobre cómo se ponen las carillas dentales? ¿Te gustaría ponerlo en práctica como profesional? Desde Ceodont te ofrecemos las mejores soluciones educativas. Ponte en contacto con nosotros si quieres más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *